Proyecto de decreto que expide la Ley de Fomento a la Cafeticultura.

Fecha de registro09 Noviembre 2021
Autor de la iniciativaSusana Harp Iturribarría (MORENA)
1
SUSANA HARP ITURRIBARRÍA, SENADORA INTEGRANTE DEL GRUPO
PARLAMENTARIO DEL PARTIDO MORENA DE LA LXV LEGISLATURA DE LA CÁMARA
DE SENADORES, CON FUNDAMENTO EN LA FRACCIÓN II DEL ARTÍCULO 71 DE LA
CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, Y EN LA
FRACCIÓN I DEL NUMERAL 1 DEL ARTÍCULO 8° Y LOS NUMERALES 1 Y 2 DEL
ARTÍCULO 164 DEL REGLAMENTO DEL SENADO DE LA REPÚBLICA, SOMETE A
CONSIDERACIÓN DEL PLENO DE LA CÁMARA DE SENADORES INICIATIVA CON
PROYECTO DE DECRETO QUE EXPIDE LA LEY DE FOMENTO A LA CAFETICULTURA,
CON BASE EN LA SIGUIENTE:
EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
México alcanzó en el año de 2019 una producción de poco más de 900 mil toneladas
de café cereza de acuerdo con los datos del Panorama Agroalimentario 2020
publicado por la Secretaría de Agricultura
1
. Esa cifra significa dos terceras partes de
lo producido en los años de 2012 y 2013, lo cual expresa la falta de consistencia de
las políticas públicas hacia un sector que requiere de acompañamiento para su
recuperación, fomento e impulso, a fin de que el Café Mexicano recobre su vigor en
los mercados internacionales y acreciente su consumo en el mercado interno.
Desde su introducción al territorio nacional en el periodo de la Colonia, el café cobró
relevancia como uno de los cultivos de mayor aceptación y tradición en algunas
regiones de México. Actualmente se produce en 12 entidades federativas,
destacando los estados de Chiapas, Veracruz, Puebla, Oaxaca, Guerrero e Hidalgo,
en los que intervienen muy diversos sectores sociales: ejidos, comunidades
indígenas, pequeños propietarios y productores rurales, así como grandes
corporaciones industriales y comercializadoras, de México y el extranjero, las cuales
1
Panorama Agroalimentario 2020, Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural y Servicio de Información
Agroalimentaria y Pesquera, México, p. 55. Disponible en:
https://www.inforural.com.mx/wp-content/uploads/2020/11/Atlas-
Agroalimentario-2020.pdf
2
participan desde diferentes perspectivas económicas en la plantación, siembra,
cultivo, cosecha, industrialización, exportación e importación de este grano.
Por la naturaleza con que se fijan los precios en el mercado mundial del café, por
los apoyos y subsidios que reciben los productores de otros países y la estructura
social de quienes participan en la plantación, siembra, cultivo, cosecha,
industrialización y mercadeo de grano, la industria del café en México requiere de
un replanteamiento estratégico en cuanto a la integración de los sectores de la
cadena productiva y los apoyos de parte del Estado, a fin de garantizar mayor
atención, fomento, sostenimiento y rentabilidad en el sector y hacer de este sector
un alimento básico y estratégico que contribuya a la seguridad y soberanía
alimentaria del país.
La aportación de este producto a la industria alimentaria de México representó, a
nivel nacional, el 1.4 por ciento en 2019, y el consumo nacional alcanzó para ese
año, 0.9 kilogramos por habitante de acuerdo a datos de la Secretaría de Agricultura
y Desarrollo Rural, lo que expresa una tendencia creciente hacia el consumo de una
bebida que ha ampliado su preferencia en la población. La exportación se destina
fundamentalmente a los Estados Unidos de América, pero también existe un
comercio importante con diferentes países europeos, como Bélgica, Alemania,
España, Francia e Italia, además de Canadá y Japón.
El valor comercial del mercado de grano de café se estima, entre exportaciones e
importaciones, en 366 millones de dólares, con independencia de los recursos que
generan la comercialización de servicios asociados a la industrialización y venta del
café. En este sentido, cabe mencionar que el valor del mercado en el año de 2019
se estimó en 13 mil 853 millones de dólares
2
. Aunque cabe destacar que nuestro
país es tanto exportador como importador de grano, esto último para satisfacer la
demanda nacional; al tiempo que se exportaron a Estados Unidos 51 mil 187
toneladas, se importaron de Brasil 16 mil 959 toneladas.
2
Los Apoyos Directos a los Productores de Café y sus Resultados, Cámara de Diputados y Centro de
Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria, 2020, Mëxico. Disponible en:
http://www.cedrssa.gob.mx/files/b/13/44Appoyo_productores_Cafe.p
df
3
Hoy día México se encuentra entre el 5° y 6° lugar mundial en superficie cultivada y
ocupa el onceavo lugar en cuanto a producción. Este último dato está muy lejos de
momentos en los que nuestro país tuvo una presencia significativa en cuanto a
producción de café a nivel global, en particular a finales del siglo XIX y primera parte
del siglo XX:
En 1882 la Bolsa de Valores de Nueva York registró a México como uno de los
principales exportadores con 70 mil sacos de café tipo oro de 60 kg., cifra que fue
en aumento hasta llegar a 505 mil sacos al año en 1909, periodo en el cual México
ocupó el tercer lugar entre los países productores de café. A principios del siglo XX,
la producción cafetalera nacional se vio afectada por la revolución mexicana de
1910, que ocasionó un derrumbe en la producción por el abandono de
plantaciones. En la década de 1930 ya se notaba la mejoría productiva, reflejada en
el número de beneficios censados que en ese entonces alcanzaba un total de 310
con una capacidad de 261 575 toneladas de cereza.”
3
Es de señalarse que, como muchos otros asuntos del campo mexicano, la
participación gubernamental ha sido definitiva en los momentos de auge, pero,
también de pérdida de valor del producto y de presencia en el mercado. Este es el
caso del Instituto Mexicano del Café, creado en el año de 1958, y que estaba
dedicado al acopio de la producción nacional como única entidad comercializadora,
lo cual implicaba una participación relevante del Estado en la compra de café a los
productores y su distribución, sin atender, muchas veces, los estándares de calidad
internacional, motivo por el que el precio internacional del producto mexicano no
resultó competitivo al final de la vida de este instituto en relación con los precios
de granos equiparables de otros países.
Con la desaparición del INMECAFE en el año de 1989, sobrevino una caída de la
cafeticultura mexicana en más del 50 por ciento de su producción y
comercialización al exterior, lo cual no fue sino resultado de una estrategia fallida
de concentración de las políticas de fomento en una institución administrada y
3
Reporte El Café en México, Diagnóstico y Perspectivas (2018). Cámara de Diputados y Centro de
Estudios Para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria, p. 3. Disponible en:
http://www.cedrssa.gob.mx/files/10/30El%20caf%C3%A9%20en%20M
%C3%A9xico:%20diagn%C3%B3stico%20y%20perspectiva.pdf

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR