La visita domiciliaria: naturaleza y procedimiento - Auditorías fiscales: Facultades y herramientas de comprobación de la autoridad tributaria - Práctico Código Fiscal de la Federación (CFF) - Prácticos vLex - VLEX 826060049

La visita domiciliaria: naturaleza y procedimiento

 
EXTRACTO GRATUITO

La visita domiciliaria es la forma más enérgica y representativa de todos los actos de fiscalización, puede ser practicada por las autoridades competentes a los sujetos pasivos de una obligación fiscal, a los responsables solidarios y aún a los terceros, para comprobar que se ha dado cumplimiento con dichas obligaciones.

El artículo 49 del CFF establece la forma en que han de practicarse las visitas domiciliarias:

  • Se llevará a cabo en el domicilio fiscal, establecimientos, sucursales, locales, puestos fijos y semifijos en la vía pública, de los contribuyentes, siempre que se encuentren abiertos al público en general, donde se realicen enajenaciones, presten servicios o contraten el uso o goce temporal de bienes, así como en los lugares donde se almacenen las mercancías o en donde se realicen las actividades relacionadas con las concesiones o autorizaciones o de cualquier padrón o registro en materia aduanera.
  • Al presentarse los visitadores al lugar en donde deba practicarse la diligencia, entregarán la orden de verificación al visitado, a su representante legal, al encargado o a quien se encuentre al frente del lugar visitado, indistintamente, y con dicha persona se entenderá la visita de inspección.
  • Los visitadores se deberán identificar ante la persona con quien se entienda la diligencia, requiriéndola para que designe dos testigos; si éstos no son designados o los designados no aceptan servir como tales, los visitadores los designarán, haciendo constar esta situación en el acta que levanten, sin que esta circunstancia invalide los resultados de la inspección.
  • En toda visita domiciliaria se levantará acta en la que se harán constar en forma circunstanciada los hechos u omisiones conocidos por los visitadores, en los términos de este Código y su Reglamento o, en su caso, las irregularidades detectadas durante la inspección.
  • Si al cierre del acta de visita domiciliaria el visitado o la persona con quien se entendió la diligencia o los testigos se niegan a firmar el acta, o el visitado o la persona con quien se entendió la diligencia se niega a aceptar copia del acta, dicha circunstancia se asentará en la propia acta, sin que esto afecte la validez y valor probatorio de la misma; dándose por concluida la visita domiciliaria.
  • Si con motivo de la visita domiciliaria, las autoridades conocieron incumplimientos a las disposiciones fiscales, se procederá a la formulación de la resolución correspondiente. Previamente se deberá conceder al...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA