Los trabajadores de desconfianza

AutorÁngel Javier Casas Ramos
Cargo del AutorLicenciado en Derecho por la Universidad Veracruzana
Páginas77-86
TÓPICOS Y UTÓPICOS LABORALES
Una aproximación entre la realidad y el derecho
77
malinterprete, de ninguna manera se justifica y no es esa mi
postura, sin embargo si partimos de la vieja reflexión que detrás
de cada trabajador hay una familia… si los servidores públicos
“de confianza” y los de las fuerzas armadas no encuentran
seguridad en el estado al que le prestan sus servicios, pues no
extraña entonces el por que con frecuencia se ven seducidos por
aquellos que en apariencia podrían ofrecerles más “seguridad”
que su propio patrón. Por ello resulta además curioso que los
candidatos ni vencedores ni vencidos incluyan dentro de su
plataforma de propuestas brindar algún beneficio a estos
trabajadores; da la impresión que nadie quiere, ni aun en el
marco de un país de cambio que es de lo que todos hablan, pero
en realidad no proponen ninguno. Los trabajadores del estado
hoy mas que nunca requieren que exista esa “confianza”
verdadera en su actuar y acorde a ello se le brinden algunas
protecciones, con las que no todos cuentan.
8.- LOS TRABAJADORES DE DESCONFIANZA.
Cuando se suelen hacer distinciones entre los individuos en
contra de la letra de la ley o se establecen diferenciaciones que
pueden dar origen a una “categoría sospechosa” lo etiquetamos
como discriminación, puesto que la discriminación es definida
por el diccionario de la Real Academia Española, como
“Seleccionar excluyendo,” “toda aquella acción u omisión
realizada por personas, grupos o instituciones, en las que se da
un trato a otra persona, grupo o institución en términos
diferentes al que se da a sujetos similares” (recuperado de
http://www.rae.es/), sin embargo cuando la ley legitima esa
distinción no se considera discriminación sino precisamente una
mera disposición legal.
Si partimos de la definición que realiza la doctrina,
llevada al texto del artículo 8 de la Ley Federal Del Trabajo que
señala que: “Trabajador es la persona física que presta a otra,
física o moral, un trabajo personal subordinado” y si entendemos
lo que continua apuntando dicho numeral en el sentido de que:
“…se entiende por trabajo toda actividad humana, intelectual o
material, independientemente del grado de preparación técnica
requerido por cada profesión u oficio,” en teoría no podría haber

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR