Ejecutoria num. XI.1o.A.T.48 K, Tribunales Colegiados de Circuito

EmisorTribunales Colegiados de Circuito
Número de ResoluciónXI.1o.A.T.48 K
Fecha de Publicación 1 de Septiembre de 2010

AMPARO DIRECTO 495/2009. **********.

CONSIDERANDO:

CUARTO

Es sustancialmente fundado el concepto de violación que a continuación se analiza y suficiente para conceder el amparo solicitado.

La quejosa se duele de que la autoridad responsable actuó de manera ilegal, pues no obstante de que le ha venido haciendo valer una cuestión de incompetencia que debió de haber analizado como una cuestión previa al dictado del laudo, no ha sido analizada; que ilegalmente se consideró que las relaciones laborales con la ********** y sus trabajadores, deberían sujetarse a lo dispuesto por el artículo 123, apartado A, de la Constitución Federal de la República y aplicar la Ley Federal del Trabajo, incurriendo así en la ilegal valoración del oficio sin número de treinta de mayo de dos mil ocho, suscrito por **********, las dos copias simples del acta de entrega-recepción, de las treinta fotocopias de las nóminas de pago; de la copia simple del movimiento de personal de tres de junio de dos mil ocho, y de la valoración que se hizo de la prueba instrumental de actuaciones, bajo el argumento de que se trataba de una trabajadora de confianza con nombramiento de jefe de departamento, y entonces, era servidora pública al realizar actividades administrativas encomendadas al Estado.

A efecto de establecer lo fundado de ese argumento, es de establecer que la Junta responsable, previo a la emisión del laudo reclamado y a establecer los puntos a dilucidar, tenía la obligación de analizar la demanda laboral y su contestación, como un todo, a efecto de concluir cuáles son los puntos controvertidos y, en su caso, la manera en que fueron contestadas las defensas y excepciones que se hicieron valer.

Ahora, de las constancias de autos se advierte que:

  1. **********, mediante escrito de once de julio de dos mil ocho, demandó a la quejosa ********** o al responsable de ese organismo, la reinstalación en el empleo que venía desempeñando desde el ocho de julio de dos mil cuatro, como visitadora auxiliar, el pago de salarios caídos, por cuanto que afirmó fue despedida de manera injustificada el treinta de mayo de dos mil ocho, cuando el licenciado **********, en su calidad de presidente de la **********, le giró el oficio en el que se señaló:

    "... Comunico a usted que con esta fecha concluye su cargo como visitadora auxiliar de la región Uruapan, por lo que solicito prepare y realice la entrega-recepción correspondiente de la Visitaduría Auxiliar a su cargo, no sin antes agradecer a usted todo el empeño y profesionalismo con que ha desempeñado su labor en beneficio de esta comisión y de la sociedad michoacana ..."

  2. El acta de entrega-recepción se levantó el día seis de junio de dos mil ocho, por lo que solicitó en diferentes ocasiones que le fuera entregada la liquidación a que tenía derecho, misma que le fue negada bajo el argumento de que no existía presupuesto para ello.

  3. También le reclamó el pago de aguinaldo, vacaciones y prima vacacional, de manera proporcional al periodo comprendido del treinta de mayo de dos mil ocho a la fecha de su despido injustificado.

  4. La quejosa **********, al dar respuesta a ese reclamo manifestó que, ********** carecía de derecho para reclamar su reinstalación, ya que se desempeñaba como visitadora auxiliar y su plaza era de jefe de departamento, por tanto, su nombramiento era considerado de confianza y no gozaba de estabilidad en el empleo, en razón de que el artículo 123, apartado B, fracción IV, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, establece que ese tipo de trabajadores tienen como protección la percepción de sus salarios y la prestación de régimen de seguridad social que les corresponde.

  5. No tenía derecho al pago de las prestaciones que solicitó en forma proporcional, toda vez que los derechos que generó al respecto le fueron cubiertos de manera oportuna, en tanto que no tenía derecho a doble pago por vacaciones, ya que de conformidad con el artículo 24 de la Ley de los Trabajadores al Servicios del Estado de Michoacán de Ocampo y sus Municipios, en ningún caso los trabajadores que laboran periodos de vacaciones tendrán derecho a doble pago de sueldo y, por tal motivo, no podía haber condena al respecto.

  6. La tercero perjudicada comenzó a laborar para la quejosa el dieciséis de julio de dos mil cuatro, como trabajadora de confianza, adscrita a la Visitaduría Auxiliar de Uruapan, con categoría de jefe de departamento, realizando actividades propias de su nombramiento, de manera que no gozaba de estabilidad en el empleo; tenía un horario de ocho horas diarias de lunes a viernes, es decir, de las ocho a las dieciséis horas y no lo hacía el sábado ni el domingo, hasta altas horas de la noche, con el salario que la misma refirió.

  7. La tercero perjudicada reconoció que: "... en acato a la nueva ley que rige la **********, se le tuvo como visitadora auxiliar, por lo que siguió realizando las mismas funciones que desde el inicio de la relación laboral ...", de donde se advertía que era empleada de confianza, careciendo de acción y derecho para demandar a la quejosa "... ya que no era trabajadora al servicio del Estado, sino un servidor público que realizaba una actividad encomendada por el Estado, en cuya situación el Estado, actúa como autoridad y no como patrón; que por tanto, la relación jurídica es de confianza y no gozaba de estabilidad en el empleo ..."

  8. Era falso que fuera despedida injustificadamente, sino que: "... al no ser trabajadora al Servicio del Estado, sino servidor público que realizaba una actividad encomendada por el Estado, en cuya situación actúa como autoridad y no como patrón, razón por la que la actora no goza de estabilidad en el empleo, tal y como lo establece el artículo 52 de la Ley de la Comisión Estatal de Derechos Humanos ..."

  9. El artículo 17 fracción XX, de la Ley de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, el presidente de la comisión tendrá las atribuciones de nombrar y remover a los visitadores regionales, al secretario ejecutivo, al director de Orientación Legal Quejas y Seguimiento, a los coordinadores, al contralor interno y a los visitadores auxiliares, aunque ello no significaba que reconocieran el despido injustificado del empleo que le era demandado.

  10. No tenía derecho la quejosa pues "... el nombramiento que desempeñaba la ahora actora lo era de visitadora auxiliar de la Visitaduría Regional de Uruapan, por tal motivo y al ser una trabajadora de confianza no tiene derecho a la estabilidad en el empleo, porque durante el tiempo que supuestamente la accionante prestó sus servicios para nuestra representada siempre se le cubrieron las prestaciones que pudieron generarse, además de que no fue despedida ni justificada ni injustificadamente ..."

  11. Entre las defensas y excepciones que hizo valer, fue la de "... X. De la incompetencia, que carece la actora del derecho para exigir por esta vía reclamación de prestaciones, por lo que resultan improcedentes e infundadas las prestaciones que exige ..."

    De la síntesis que antecede, se concluye que la quejosa -al contestar la demanda formulada en su contra- hizo valer una cuestión de competencia en vía de excepción, pues aduce la falta de competencia de la responsable para conocer de los reclamos que le fueron formulados por **********, bajo los argumentos siguientes que debió dilucidar:

    1. Si la tercero perjudicada es o no trabajadora de la demandada o bien una funcionaria pública, pues lo que hacía era desempeñar una actividad que le era encomendada por el Estado en cuya situación la quejosa actuaba como autoridad y no como patrón.

    2. Fue cesada, entonces su remoción del puesto era laboral o administrativa.

    3. Tenía o no que ser considerada como trabajadora de confianza.

    Lo que no fue así, pues no se advierte de autos que la falta de competencia que le fue hecha valer, hubiera sido resuelta ya en laudo, ya como incidente de previo y especial pronunciamiento que culminara con una interlocutoria -desechándola o aceptándola- cuando el artículo 762, fracción II, de la Ley Federal del Trabajo, dispone que...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR