Sentencia de la Corte Suprema de Justicia. 02-07-2004 (CONTRADICCIÓN DE TESIS 63/2004-SS)

EmisorSEGUNDA SALA
PonenteMARGARITA BEATRIZ LUNA RAMOS
Sentido del falloSÍ EXISTE LA CONTRADICCIÓN DE TESIS.- DEBE PREVALECER CON CARÁCTER DE JURISPRUDENCIA.
Tipo de AsuntoCONTRADICCIÓN DE TESIS
Sentencia en primera instanciaPRIMER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL TERCER CIRCUITO, JALISCO (EXP. ORIGEN: A.D. 571/2003),SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL TERCER CIRCUITO, JALISCO (EXP. ORIGEN: A.D. 100/2000))
Número de expediente63/2004-SS
CONTRADICCIÓN DE TESIS 101/2003-SS

CONTRADICCIÓN DE TESIS 63/2004-SS.

CONTRADICCIóN DE TESIS 63/2004-ss.

SUSCITADA ENTRE los TRIBUNALES COLEGIADOS PRIMERO Y SEGUNDO, AMBOS EN MATERIA DE TRABAJO DEL TERCER CIRCUITO.


Vo Bo.


PONENTE MINISTRA M.B. LUNA RAMOS.

SECRETARIa ESTELA J.F..


COTEJÓ:


México, Distrito Federal. Acuerdo de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, correspondiente al día dos de julio de dos mil cuatro.


V I S T O S; y,

R E S U L T A N D O:


PRIMERO. Mediante escrito de veintidós de marzo de dos mil cuatro, presentado en la Oficina de Certificación Judicial y Correspondencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el veintitrés del aludido mes y año, el Magistrado P. del Primer Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo del Tercer Circuito, denunció la posible contradicción de tesis y dio a conocer a esta Segunda Sala lo siguiente:


Adjunto al presente en treinta y cinco fojas útiles, copia certificada de la resolución dictada en el amparo directo 571/2003, promovido en favor de **********, esto, en virtud de que así se ordenó en la misma ejecutoria, habida cuenta de que en la misma se sostiene el siguiente criterio:--- En las apuntadas condiciones, como bien lo alega la inconforme, la acción que intentó en el juicio laboral no se encuentra prescrita de conformidad con lo que establece el ordinal 518 del Código Obrero, toda vez que el término de dos meses para que opere la figura jurídica de la prescripción a que se contrae tal norma sólo es aplicable para las acciones de los trabajadores que sean separados del trabajo, en tanto que en el caso tal evento no aconteció, ya que, si bien el Instituto determinó que la prenombrada actora había incurrido en las aludidas causales de rescisión, y en incumplimiento de sus obligaciones, también lo es, que como se vio, no la despidió al haberle aplicado en su favor el beneficio previsto en la cláusula 43 del Contrato Colectivo de Trabajo vigente en el bienio 1997-1999, consistente en que a pesar de que un trabajador incurra en una conducta que da lugar a la rescisión de la relación laboral, no queda separado del empleo, pero que en caso de que reincida en una nueva conducta que constituya causa de rescisión, el empleador podrá despedirlo.--- Luego, es incuestionable que el Instituto no rescindió la relación de trabajo que lo unía con la demandante, porque la rescisión, en palabras del tratadista M. de la Cueva ‘es la disolución de las relaciones de trabajo, decretada por uno de sus sujetos, cuando el otro incumple gravemente sus obligaciones’ (EL NUEVO DERECHO MEXICANO DEL TRABAJO)’, Tomo I, Decimaséptima Edición, Editorial Porrúa, México 1999, página 241), hipótesis que en rigor no se verificó, ya que, insistese, el patrón no separó de su trabajo a la accionante, esto es, de su desempeño de ‘Médico no Familiar’, adscrita al Hospital General de Zona número 89, al haberle aplicado el beneficio contenido en la multicitada cláusula contractual, por contar con una antigüedad superior a los quince años de servicio en el Instituto.--- Al margen de lo anterior, debe también tomarse en cuenta que en el caso que nos ocupa debió aplicarse el principio jurídico que establece que en donde la ley no distingue el juzgador no tiene porqué hacer distinción, toda vez que en la Ley Federal del Trabajo existe precepto expreso que regula la prescripción en general y sólo se excluyen de esa regla de aplicación los casos que en particular se mencionan en el propio texto de la ley, donde no se incluye el supuesto de la nulidad de un documento en el que se aplica en beneficio de un trabajador una cláusula contractual, que contempla limitaciones a la rescisión del nexo laboral, a virtud de los años de servicios; por ende, el término de prescripción de dos meses, por ser una de las excepciones al principio general de un año, es de interpretación restringida y así, de modo alguno tampoco puede incluirse un supuesto no considerado por el legislador; en otras palabras, el término de dos meses no puede aplicarse por analogía.--- En efecto, debe manifestarse que si la acción de que se trata no se encuentra dentro de las reglas especiales de prescripción, es indudable que tal acción estará sujeta a la regla genérica de un año, contenida en el artículo 516 de la Ley Federal del Trabajo; puesto que como las reglas de prescripción son de aplicación estricta, pues, como se dijo, tienen por objeto dar certidumbre a las partes de cuándo deben plantear sus reclamaciones, ello nos lleva a concluir que al no existir un plazo específico para reclamar la nulidad de un documento en el que se aplica en beneficio del trabajador una cláusula contractual, que establece limitaciones a la rescisión de la relación de trabajo, debe sujetarse a la regla genérica de un año contemplada en el artículo 516 de la Ley Federal del Trabajo.’.--- Mismo que desde el punto de vista de este Tribunal Colegiado, difiere del que sostuvo el Segundo Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo del Tercer Circuito, al resolver el juicio de amparo directo 100/2000, que puede consultarse en la página 1301 del Tomo XII, Octubre de 2000, del Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, que dice: ‘INSTITUTO MEXICANO DEL SEGURO SOCIAL. APLICACIÓN DE LA CLÁUSULA 43 DEL CONTRATO COLECTIVO DE TRABAJO EN BENEFICIO DEL OPERARIO, CONSISTENTE EN QUE NO OBSTANTE INCURRIR EN UNA CONDUCTA QUE DA LUGAR A LA RESCISIÓN DEL CONTRATO DE TRABAJO, NO QUEDA SEPARADO DEL EMPLEO. PRESCRIPCIÓN PARA IMPUGNAR LA NULIDAD DE LA MEDIDA. La aplicación del beneficio de la cláusula 43 prevista en el contrato colectivo de trabajo aplicable, constituye un acto en contra del trabajador como resultado del procedimiento de investigación seguido en su contra, por considerar que incurrió en una conducta que da lugar a su separación, pero que en atención a esa norma, conservará el empleo y tendrá como consecuencia la relativa a que, de incurrir el empleado en nueva conducta que constituya causa de rescisión de la relación de trabajo, el patrón podrá despedirlo; por tanto, se equipara dicha aplicación, a una separación del empleo sin responsabilidad de éste; ello, si se toma en cuenta que el objetivo del procedimiento de investigación seguido, es precisamente el de constatar si el trabajador incurrió o no, en alguna de las causales previstas por la normatividad aplicable para dar por rescindido su contrato; de ahí que el término aplicable para analizar la procedencia de la excepción de prescripción opuesta por el demandado, sea el de dos meses que establece el artículo 518 de la Ley Federal del Trabajo que señala: ‘P. en dos meses las acciones de los trabajadores que sean separados del trabajo. La prescripción corre a partir del día siguiente a la fecha de la separación.’, y no la de un año que prevé el artículo 516 del propio ordenamiento. Cabe precisar, que si bien es cierto que el precepto 518 referido, señala que prescribirán en dos meses las acciones de los trabajadores que sean separados de su trabajo, y como en el caso concreto pudiera decirse que el trabajador no fue materialmente separado del mismo, lo cierto es que debe atenderse a que el beneficio le fue aplicado, como ya se dijo, para no despedirlo, y que independientemente de la justificación o injustificación de dicha medida alegada por el actor en su demanda laboral, hubiera dado lugar a la separación de su trabajo; es decir, que de no haberse aplicado el beneficio de la cláusula 43 al trabajador, lo conducente habría sido dar por rescindido su contrato de trabajo. Consecuentemente, si en el caso de la cláusula de referencia, en donde no hay una separación del obrero y en el diverso en donde sí la hay, necesariamente la materia de la litis tendrá que ser en ambos casos el análisis concerniente a si el trabajador incurrió o no en determinada causal de rescisión, debe imperar en las dos situaciones la aplicación del artículo 518 de que se trata, para efectos de la prescripción.’.--- Consecuentemente, en cumplimiento con lo previsto en el artículo 197-A, de la Ley de Amparo, remito a usted, con el propósito de que esa Superioridad, en su oportunidad, tenga a bien resolver, sobre la posible contradicción de tesis advertida, para los fines legales que se estimen pertinente.”


SEGUNDO. Por auto de veintiséis de marzo de dos mil cuatro, el P. de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación mandó formar y registrar el expediente relativo a la denuncia de posible contradicción de tesis con el número 63/2004-SS; y a fin de acordar lo conducente, solicitó al P. del Segundo Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo del Tercer Circuito que remitiera copia certificada de la resolución dictada en su respectivo expediente, así como el diskette que la contenga.


TERCERO. Mediante auto de veintiséis de abril de dos mil cuatro, el P. de la Segunda Sala tuvo por desahogado el requerimiento formulado, y declaró que es competente la Sala que preside para conocer de la posible contradicción de tesis, por lo que ordenó dar vista al Procurador General de la República, para que por conducto del Ministerio Público de la Federación que designara, en el plazo de treinta días expusiera su parecer.


CUARTO. El Agente del Ministerio Público de la Federación de la adscripción, formuló el pedimento a través del oficio DGC/DCC/667/2004, en el cual considera que debe prevalecer el criterio sostenido por el Primer Tribunal...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR