Sacan chispas eólicas en Istmo

AutorCésar Martínez

UNIÓN HIDALGO, Oax.- Hace cinco años, un gigante blanco se apostó a unos metros de la casa de Rosalinda Martínez López, ubicada en este Municipio oaxaqueño.

La mole metálica de más de 70 metros de alto que ella ve y escucha todos los días, es uno de los mil 583 aerogeneradores que, con la promesa del desarrollo, se han instalado en el Istmo de Tehuantepec.

Aunque se le olvida que los molinos pertenecen a la empresa Desarrollos Eólicos de México (Demex), filial de la española Renovalia Energy, la mujer zapoteca de 56 años de edad recuerda que, cuando entraron en operación, en 2014, todos en el Barrio de los Palmeros (como se le conoce a su comunidad, porque ahí la gente vive de vender productos hechos con palma) creyeron que iban a prosperar y a tener dinero.

"Pero no, al contrario, tiene como tres años que estoy pagando más caro la luz. Yo antes pagaba 220 o 230 (pesos), ahora siempre pago 520 cada dos meses", cuenta la mujer.

"Se supone que aquí se genera la electricidad y estamos pagando más que los demás".

En su casa de 7 metros de largo por 7 de ancho, donde vive con su esposo Laureano Toledo López, "El Palmerito", el único electrodoméstico que hay es un refrigerador.

"A 100 metros de mi casa hay un ventilador, yo nada más lo veo y me veo como una hormiguita. Y el sonido, como está el aire, está sonando todo el día ¡zum!, ¡zum!, ¡zum!, al principio no me dejaba dormir, ahora más o menos me estoy acostumbrando, pero sé que me está afectando", asegura.

Demex tiene dos parques eólicos en Unión Hidalgo: Piedra Larga 1, con 45 turbinas eólicas que opera desde 2012, y Piedra Larga 2, donde vive Rosalinda, que tiene 69 aparatos. Cada turbina con capacidad para generar 2 Mega Watts por hora.

PROYECTOS

La resistencia de las comunidades no ha logrado frenar la instalación de parques eólicos en el Istmo oaxaqueño y actualmente siete proyectos avanzan en sus procesos para instalarse.

Uno de ellos se llama "Gunaa Sicarú" (que en zapoteco significa Mujer Bonita), operado por Électricité de France (EDF), a través de su filial Eólica de Oaxaca, el cual prevé una inversión de 300 millones de dólares para instalar aerogeneradores en más de 4 mil hectáreas entre Unión Hidalgo y La Ventosa.

Los pobladores solicitaron un amparo para detener la construcción de ese parque, avalado desde 2016 por la Comisión Federal de Electricidad, y el pasado 29 de noviembre un juez ordenó que se haga la consulta indígena sobre el proyecto (el cual planeaban concluir en mayo pasado) antes de que se...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR