Proyecto de decreto por el que se adicionan los párrafos tercero y cuarto al artículo 417 del Código Civil Federal.

Fecha de registro25 Ago 2021
EstatusPendiente
Autor de la iniciativaRicardo Monreal Ávila (MORENA)
INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE ADICIONAN LOS
PÁRRAFOS TERCERO Y CUARTO AL ARTICULO 417 DEL CÓDIGO CIVIL
FEDERAL, EN MATERIA DE DERECHO DE CONVIVENCIA.
El suscrito, Dr. Ricardo Monreal Ávila, Senador de la República e integrante del
Grupo Parlamentario del Partido MORENA en la LXIV Legislatura de la Cámara de
Senadores del Honorable Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto
por artículos 116, 121, 122 y demás relativos de la Ley Orgánica del Congreso
General de los Estados Unidos Mexicanos, así como por los artículos 55, fracción
II, 56 y 179 Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los
Estados Unidos Mexicanos, someto a la consideración de esta Honorable Comisión
Permanente la siguiente INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL
QUE SE ADICIONAN LOS PÁRRAFOS TERCERO Y CUARTO AL ARTICULO
417 DEL CÓDIGO CIVIL FEDERAL, EN MATERIA DE DERECHO DE
CONVIVENCIA, al tenor de la siguiente:
EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
I. ARGUMENTACIÓN.
El derecho de convivencia que tienen los progenitores con sus hijas e hijos menores
de edad, resulta ser un derecho fundamental basado principalmente en el interés
superior de la niñez y la adolescencia, por lo que cuando las madres, los padres o
tutores están sujetos a un régimen de convivencia por medio de un procedimiento
judicial, la convivencia entre ellos debe estar enfocada en impulsar la educación
niñas, niños y adolescentes, así como la protección de su salud física y emocional,
el desarrollo de diversas capacidades, entre otras cosas.
La figura del régimen de convivencia o visitas, se deriva de dos figuras jurídicas muy
importantes que son la patria protestad y la guarda y custodia. La primera aduce a
los derechos y obligaciones que los padres tienen respecto a sus hijas e hijos
menores de edad, así como en relación a sus bienes. La patria protestad le da a los
progenitores la representación legal y protección física, psicológica, moral, social,
de guarda y custodia y derecho de corrección
1
. Asimismo, la guarda y custodia, que
1
El derecho a la corrección se refiere a establecer formas de crianza y límites claros a los hijos, sin
violencia. El uso punitivo de la fuerza para castigar a los hijos vulnera la dignidad humana y el
derecho a la integridad física de los niños, niñas y adolescentes. Ley general de los derechos de
Niñas, Niños y Adolescentes. Art. 323 ter. Y Art. 423. Disponible en: https://bit.ly/3CWMgxT Fecha
de consulta: 19 de agosto de 2021.
se deriva de la patria protestad, consiste en los derechos y obligaciones de los
progenitores en relación con las hijas e hijos menores de edad.
En este sentido, si existe divorcio o separación entre los progenitores, estos deben
acordar mediante un convenio o, en su caso, sujetarse a la decisión del juez, sobre
cuál de ellos tendrá la guarda y custodia o si ésta será compartida, en cuyo caso,
las hijas e hijos vivirán por periodos determinados con uno y otro. Al respecto, cabe
señalar que las niñas, niños y adolescentes son también sujetos de derecho y se
les debe bridar protección a través de las diferentes legislaciones en la materia tanto
a nivel nacional como internacional.
Asimismo, los progenitores pueden determinar mediante ese mismo convenio el
régimen de convivencia y, en caso de no llegar a algún acuerdo, el juez competente
lo decidirá a través de los procedimientos previstos en el ordenamiento jurídico
respectivo, sobreponiendo en todo momento el interés superior de la niñez y dando
vital importancia a que los progenitores garanticen el mejor desarrollo integral del
menor en cuanto a estabilidad personal y emocional, educación, bienestar social,
psicológico, así como respeto a su persona e intimidad en un ambiente libre de
riesgo o violencia o cualquier tipo de abuso
2
.
Además, el régimen en comento, puede estar limitado por determinación
jurisdiccional con sustentos jurídicos de por medio, siempre y cuando se asegure la
estabilidad emocional de las y los involucrados, por lo que, el juez competente, debe
tomar en cuenta circunstancias de modo, tiempo y lugar en su resolución,
considerando la opción más viable para las visitas, previo análisis del origen de la
separación, las características de las personalidades tanto de la madre como del
padre, así como sus costumbres, entre otros. Cabe destacar que el derecho a la
convivencia podrá suspenderse, limitarse o perderse por resolución judicial expresa
y cuando la patria protestad se haya perdido.
A este respecto es importante referir que las niñas, niños y adolescentes al estar en
un proceso de crecimiento, dependen en gran medida de sus padres, tanto para
tomar decisiones como para emprender acciones; es por ello que en los regímenes
de convivencia, las instancias y órganos jurisdiccionales deben tomar en cuenta el
bienestar de las hijas e hijos menores de edad, a efecto de garantizar su desarrollo
2
Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH). El interés superior de niñas, niños y
adolescentes, una consideración primordial. Disponible en: https://bit.ly/3CUncYf Fecha de consulta:
17 de agosto de 2021.

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR