Las propuestas de los partidos que los españoles votarán este 28 de abril

Fecha de publicación27 Abril 2019
AutorExpansión / España
Foto: Reuters

Los partidos políticos apuran la campaña para captar a los votantes españoles indecisos, ante las elecciones generales que se realizarán este 28 de abril.

Los cinco principales partidos se batieron para convencer a los ciudadanos de que su modelo es el mejor. Cinco formas de ver el futuro de España, que, según los resultados finales, pueden confluir en alianzas.

En los programas aparecen algunas coincidencias y muchas diferencias. Aquí se hace un repaso a los principales temas.

Inmigración

El Partido Popular (PP) aboga por una inmigración legal y ordenada, vinculada al mercado de trabajo. Para ello propone el desarrollo de acuerdos de cooperación con otros países y la contratación en origen. Como el problema de la inmigración irregular es una realidad, plantea la creación de un fondo especial para la atención a aquellas personas que se encuentren en esta situación. Asimismo, quiere facilitar la integración de los inmigrantes legales y las segundas generaciones con un plan específico. Para los casos de refugiados, propone agilizar los procedimientos y un plan específico para Venezuela, que vive en estos momentos una situación de urgencia que es necesario atender. La lucha contra las mafias es otra de las prioridades en el partido que dirige Pablo Casado.

Podemos defiende mayor ayuda al desarrollo. Pide un mejor tratamiento para todas aquellas personas que hayan sido víctimas de trata, prohibiendo su deportación. También propone el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros. Este partido defiende un plan para acabar con las muertes en el Mediterráneo, que incluya más recursos para las tripulaciones que van al rescate. Se flexibilizarán las reagrupaciones familiares y la entrada de inmigrantes y se les otorgará sufragio municipal. Además, no será necesario hacer algún examen de nacionalidad.

Ciudadanos (Partido de la Ciudadanía) defiende también una inmigración ordenada y regular, pero introduce un elemento diferenciador: el visado por puntos. Se trata de una fórmula que permite seleccionar de alguna manera a los que llegan a España. Esa especie de selectividad entre los que llegan o aspiran a llegar puede ser una fuente de críticas a la formación naranja que, entre otras cosas, aboga por perseguir a las mafias y por proteger a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado que hacen frente a la inmigración ilegal.

Vox es el partido que tiene un mensaje más contundente contra la inmigración ilegal. La formación de Santiago Abascal propone la deportación de todos los ilegales, así como de los legales que cometan varios delitos leves o uno grave. Aboga por combatir a las mafias y acabar con el efecto llamada. Para ello revocará cualquier medida que suponga una nacionalización fácil y exigirá a los candidatos a adquirir la nacionalidad un examen de idioma y lealtad a las instituciones de acogida. Vox plantea que haya apoyos en origen para evitar la inmigración y que la ayuda al desarrollo se condicione a medidas de repatriación.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) parte de la necesidad de una inmigración regular, ordenada y segura, para afrontar problemas como la sostenibilidad del sistema de pensiones. Propone en su programa, flexibilizar la inmigración legal, coordinándola en ocasiones con los países de origen. Ofrece un pacto de Estado por la inmigración, la agilización de procedimientos administrativos y priorizar América y África entre los orígenes de los migrantes.

Educación

El PSOE considera la educación un pilar básico para avanzar en la igualdad. Critica la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), entre otras cosas porque ha disminuido las tasas de titulación. En principio, este razonamiento parece un poco absurdo porque deja en el aire la relación entre conocimientos y título. ¿Vale algo un título que no está refrendado por unos conocimientos? El objetivo que dice perseguir la formación de Pedro Sánchez es revertir los recortes que, por otra parte, no son ajenos a la crisis en la que los socialistas fueron actores principales. Proponen más becas e impulsar la formación en igualdad de género. Como en otros temas, el PSOE habla también de alcanzar un Pacto de Estado por la Educación y aumentar hasta el 5% del PIB el gasto. La escolarización de cero a 18 años, con gratuidad entre 0 y tres años, y más plazas públicas son algunas de sus propuestas. Se propone fomentar las competencias emocionales, el dominio de dos o tres lenguas y una formación profesional de calidad. Entre otras cosas pretende construir un modelo educativo que retenga a los jóvenes en el sistema, combatiendo el fracaso escolar.

El PP considera que el derecho a la educación es de las familias y dice que el sistema educativo no puede ser un instrumento de ideologización. Aboga por la convivencia de los modelos público, privado y concertado, que, en todo caso, deben responder a los desafíos de una sociedad global. Defiende la libertad de elección y el español como lengua vehicular en todo el Estado, compartiendo protagonismo con las lenguas autonómicas en las diferentes regiones. Aboga también por llevar la educación concertada al bachillerato y a la formación profesional, que será también dual. Defiende una mayor relación entre la universidad y la empresa.

Podemos propone una gratuidad de la educación en todas las fases, desde los cero años hasta el fin de la Universidad.

Vox defiende la lengua española en la educación en todo el territorio, mientras que las lenguas cooficiales serán opcionales. Propone, además, implantar el cheque escolar, que permita a los padres elegir colegio. Defiende exámenes a nivel nacional al final de cada ciclo y...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR