Iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforman diversos artículos de la ley de salud del distrito federal, con el fin de crear el laboratorio estatal de salud pública de la ciudad de méxlco.

Fecha de publicación05 Marzo 2019
W9^r
þÞ
DIP. EFRAíIU VIORALES SANCHEZ
I LECTSTÀTUR.II
DIP. JOSÉ DE JESÚS MARTíN DEL CAMPO CASTAÑEDA
PRESIDENTE DE LA MESA DIRECTIVA DEL CONGRESO
DE LA CIUDAD DE MÉXCO, I LEGISLATURA
PRESENTE
El que suscribe, Diputado Efraín Morales Sánchez, integrante del Grupo
Parlamentario morenâ en la I Legislatura del Congreso de la Ciudad de México, con
fundamento en lo dispuesto por el artículo 122 Aparlado "A" de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos; artículos 29 Apartado D, incisos a), b) y
artículo 30 numeral 1, inciso b) de la Constitución Política de la Ciudad de México;
artículo 12 fracción ll de la Ley Orgánica del Congreso de la Ciudad de México y
artículos 5 fracción ll, 95 fracción ll del Reglamento del Congreso de la Ciudad de
México, por medio de la presente, someto a consideración de esta Soberanía, la
siguiente INICIATIVA CON PROYEGTO DE DECRETO POR EL QUE SE
REFORMAN DIVERSOS ARTICULOS DE LA LEY DE SALUD DEL DISTRITO
FEDERAL, CON EL FIN DE CREAR EL LABORATORIO ESTATAL DE SALUD
PÚBLlcA DE LA cluDAD DE MÉXlco, al tenor de la siguiente:
EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
Desde inicios del siglo pasado, las características de la salud en México han
presentado cambios sustanciales. A mitad del siglo XX, las principales causas de
muerte de los habitantes fueron las'infecciones comunes (neumonías, diarreas,
tosferina, viruela, etc.), los problemas reproductivos y las enfermedades
relacionadas con la desnutrición; en la actualidad predominan como principales
causas de daño a la salud las enfermedades no transmisibles y las lesiones por
causa externa, es decir, aquellas causadas de manera no intencional como los
accidentes de tránsito, caídas, agresiones y violencia familiar, entre otras,
convirtiéndose en los padecimientos más difíciles de tratar y cuyos costos de
atención son más elevados; asimismo, también se encuentran entre las principales
causas de daño a la salud, las enfermedades crónico degenerativas, como son la
diabetes mellitus, enfermedades del corazón, cirrosis, enfermedades
cerebrovasculares, etcétera, sin dejar de mencionar los recientes brotes de
sarampión notificados y reconocidos por la misma Organización Mundial de la
Salud.
Aunado a lo anterior, nuestro país posee una gran diversidad climática y biolÓgica
que condiciona la presencia de una amplia variedad de agentes biológicos, físicos
y químicos capaces de generar diversos daños a la salud, además de una dinámica
poblacional en constante crecimiento y frecuente movimiento, por lo que uno de los
retos en cuanto a la prestación de servicios de salud es el de efectuar la vigilancia
T
W
I LAGTSLÀTUNA
DrP. EFRAíru nnoRALEs sÁrucHEz
epidemiológica e implementar las medidas de prevención y control de las
enfermedades.
Ante ello, es fundamental contar con la confirmación de los casos en padecimientos
de importancia epidemiológica en forma oportuna y confiable, situación que hoy en
día, sólo es posible lograr a través de la operación de una Red Nacional de
Laboratorios de Salud Pública (RNLSP), organización funcional que tiene entre sus
objetivos realizar técnicas analíticas para detección o identificación de los agentes
causales de las enfermedades de importancia epidemiológica.
La conformación de una Red de Laboratorios de Salud Pública en México, tiene su
inicio con la construcción del laboratorio en Acapulco, Guerrero, en 1977;
siguiéndole los laboratorios de León, Guanajuato en 1981 y posteriormente el
laboratorio de Villahermosa, Tabasco que funcionarían como una Red Nacional de
Laboratorios Regionales, con tecnología e instrumentación de alto desarrollo, para
soportar la demanda de servicios de salud de los estados y preparar un proyecto
para la construcción de laboratorios estatales. Estos laboratorios fueron diseñados
para apoyar las acciones de normar y controlar las condiciones sanitarias del medio,
participando en el control sanitario del proceso de los alimentos, agua y otros
productos de consumo humano; así como en la identificación de algunos agentes
de brotes y atención de algunos problemas epidemiológicos.
Es en la década de los ochenta se inicia el proceso de descentralización de los
Servicios de la Secretaría de Salud hacia los Estados, y con los Laboratorios
Regionales ya funcionando, se transformaron en Laboratorios Estatales de Salud
Pública (LESP). Otros laboratorios que se construyeron con instalaciones
específicas, financiados con recursos federales o estatales fueron: Nuevo León,
Sonora, Toluca y Sinaloa.
En 1991, con la séptima pandemia de cólera y su posterior introducción al país, se
activó el Plan Maestro de Laboratorios Estatales de Salud Pública, en el que se
consideró la construcción de 7 unidades más: Campeche, Oaxaca, Tamaulipas,
Sinaloa, Chihuahua, Chiapas y Baja California. Dicho plan propuso cubrir las
necesidades básicas de los estudios, en un mínimo de espacio, con el objeto de
presentar un programa flexible y eficiente, que pudiera crecer según las
necesidades locales; sin embargo, la devaluación de la moneda mexicana en ese
entonces, obligó al gobierno a suspender las obras ya iniciadas y el proyecto de la
Red Nacional de Laboratorios fue suspendido. Es hasta 1994 que se considera la
construcción de los laboratorios estatales en Chiapas, Hidalgo y Oaxaca; los últimos
2

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR