¡Fôndiju nu dâhte, salvemos al río Lerma! ¡Su xaha, protejamos a los Humedales!

AutorJazmín González
CargoLicenciada en Letras Latinoamericanas, actualmente estudia Arte y Comunicación Digitales en la Universidad Autónoma Metropolitana
Páginas2-5
2 DH Magazine 70
¡Fôndiju nu dâhte,
salvemos al río Lerma!
¡Su xaha,
protejamos a los Humedales!
Jazmín González
Ciudadanos pertenecientes a las organizaciones
Consejo Regional Otomí del Alto Lerma, Comunidades
del Alto Lerma, A.C. y Fundación RET, así como habitantes
de la Cuenca Alta del Río Lerma, preocupados por los altos
índices de contaminación y desecación que sufre la región,
trabajan en torno al Festival Cultural y Ambiental a 10 Años
del Reconocimiento Ramsar a las Ciénegas de Lerma.
La Cuenca Alta del Río Lerma es la parte de la cuenca Lerma-
Chapala que pertenece al Estado de México, origen e inicio
del segundo sistema de ríos más largo del país, número 22 a
nivel continental y número 73 del mundo. El río Lerma, que es
también el más largo en el interior del país, tiene su origen en los
manantiales de Chignahuapan, Almoloya del Río, los cuales son
parte asimismo del Área de Protección para la Flora y la Fauna,
y que junto con las lagunas de Chimaliapan y Chignahuapan
forman la zona de humedales reconocida oficialmente como
Ciénegas de Lerma.
La civilización olmeca-otomí dominó la región hasta el
300 d.C. Durante siglos, el lago fue la única fuente de una

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR