Aspectos relevantes sobre la denominación del recurso administrativo de revocación

AutorAlejandro Paz López
Páginas47-48

Page 47

Sin lugar a dudas llama la atención la denominación de este recurso y, sin embargo, hasta el momento en ninguna obra se ha encontrado alguna razón que diga cuál fue el motivo o causa que originó dicha denominación.

Al respecto, nos aventuraremos a emitir las siguientes posibles razones:

Muy probablemente el legislador, al establecer que el recurso previsto en el Código Fiscal de la Federación se denominará de revocación, lo hizo porque quiso señalar de manera enfática y significativa la finalidad y el efecto que se pretende tenga este recurso, que es el de revocar (dejar sin efectos) o modificar el acto que se impugna y que según el particular se encuentra viciado de ilegalidad.

Posiblemente para muchos otros juristas esta justificación no sea la más conveniente, ya que para algunos de ellos dicha denominación podría llegar a confundirse con la figura de la revocación, que es la facultad que tiene la propia autoridad para dejar sin efectos sus propios actos o deter-minaciones, siendo éstos válidos y eficaces y además de que tal propósito no es a petición de parte sino que es unilateral.34

Como se puede apreciar existe mucha diferencia entre ambas figuras jurídicas; no obstante, como ya lo dijimos, para algunos juristas la denominación del recurso en estudio sí se presta a confusión, y entre dichos juristas destaca Manuel García Cacéres, el cual, al ser citado por Sergio Francisco de la Garza en la obra colectiva “Justicia Administrativa”, afirma que: “Convendría analizar si la denominación del recurso de revocación es la adecuada, porque la doctrina identifica la revocación con un acto unilateral y oficioso de la autoridad administrativa que no requiere de promoción o instancia del particular afectado. Probablemente un nombre más correcto sería el de recurso de reposición o el de recurso de reconsideración administrativa”.35

Page 48

No se comparte la opinión citada y mucho menos se coincide con la propuesta de denominación a que se alude, ya que se considera son mucho más cuestionables o debatibles tales denominaciones.

Respecto a este tema y en relación con la propuesta de García Cacéres, Sergio Francisco de la Garza, en la citada obra, opina: “Al aceptar las objeciones de García Cacéres contra el uso del vocablo revocación, estimamos que las demás denominaciones propuestas (de inconformidad, de revisión, jerárquico, etc.) son asimismo, cuestionables. Por ello, como el nombre recurso de revocación, ha adquirido una amplia...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR