Ejecutoria, Tribunales Colegiados de Circuito

Fecha31 Agosto 2017
Número de registro27298
Número de resoluciónII.2o.P. J/4 (10a.)
Fecha de publicación31 Agosto 2017


AMPARO DIRECTO 188/2016. 1 DE FEBRERO DE 2017. UNANIMIDAD DE VOTOS. PONENTE: JOSÉ NIEVES LUNA CASTRO. SECRETARIO: J.A.S.R..


CONSIDERANDO:


CUARTO.-Resultan inatendibles e infundados por una parte y, fundados por otra, los conceptos de violación que se hacen valer, aunque para esto último haya que suplir la queja deficiente, en términos del artículo 79, fracción III, inciso a), de la Ley de Amparo vigente.


Como cuestión previa, es conveniente precisar que de la causa penal **********, del índice del Juzgado Segundo Penal de Primera Instancia del Distrito Judicial de Toluca, en el Estado de México (autoridad señalada como ejecutora), se advierte que el veintiuno de marzo de dos mil catorce, el titular de ese órgano, dictó sentencia absolutoria en favor del aquí quejoso **********, por la comisión de los delitos de secuestro en agravio de ********** y delincuencia organizada en agravio de la colectividad.


No obstante, lo consideró penalmente responsable del ilícito de secuestro agravado (por haberse ocasionado la muerte del secuestrado) en agravio de **********, por lo que le impuso una pena de sesenta y dos años, seis meses de prisión y tres mil novecientos veinticinco días multa, así como la reparación del daño material y moral, suspensión de derechos políticos y civiles y amonestación pública.


En contra de esa resolución, entre otros, el sentenciado ********** se inconformó a través del recurso de apelación, el cual correspondió conocer a los Magistrados de la Segunda Sala Colegiada Penal de Toluca del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México, quienes por resolución emitida el veintisiete de enero de dos mil quince, en el toca penal **********, confirmaron la sentencia de primera instancia, en el sentido de que el aquí quejoso, era responsable de la comisión del delito de secuestro con modificativa (complementación típica con punibilidad autónoma por haberse causado la muerte del secuestrado), por lo que decidieron sancionarlo con las mismas penas (acto reclamado).


En ese orden, el estudio de la presente resolución se constreñirá al delito antes mencionado, a la plena responsabilidad penal del peticionario de garantías y las sanciones que por éste se le impusieron, ya que esos aspectos fueron los que se confirmaron, sustentan la sentencia de condena e hicieron procedente el juicio de amparo directo.


Precisado lo anterior, el quejoso en su demanda de amparo refiere, de manera general, que se violó el artículo 1o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.


El citado concepto es infundado, toda vez que dicho numeral contiene diversos ámbitos objeto de tutela, como son el goce de los derechos humanos y las garantías para su protección; la obligación de toda autoridad de interpretar conforme a la Constitución Federal o los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano fuera Parte, a efecto de establecer la protección más amplia que se le pueda otorgar al gobernado; la necesidad del servidor público de observar los principios interpretativos en derechos humanos; así como la prohibición de la esclavitud y de discriminación hacia toda persona; los cuales, para ser afectados, requieren de una actuación u omisión específica por parte de la autoridad responsable y, en el caso, este Tribunal Colegiado no advierte que la responsable realizara o dejara de hacer algún acto que tuviera por efecto transgredir el contenido de la Norma Fundamental que reclama como violada.


Lo anterior es así, ya que de la resolución reclamada se observa que la autoridad judicial responsable, al emitir la resolución de segunda instancia que dirimió el conflicto penal, se limitó a verificar que estuviera demostrado el delito por el que se le sentenció, así como la intervención del quejoso en su comisión y, en consecuencia, le impuso las penas que consideró justas; proceder que, por sí mismo, no puede considerarse como violatorio del goce de los derechos humanos del demandante de amparo o de las garantías que la ley establece para su protección.


De igual forma, tampoco se trató de un caso de esclavitud o de discriminación, sino que el asunto versó sobre un conflicto de tipo penal, derivado de la comisión de un delito que se le atribuía al peticionario de garantías, el que debía y tenía que ser resuelto por los Jueces y tribunales del orden común, conforme a la acusación que se formuló en su contra y con base en las pruebas que al efecto se aportaron al juicio.


Ahora, en relación con el artículo 14 de nuestro Máximo Ordenamiento, contrario a lo estimado por el peticionario de amparo, se advierte que al sustanciarse el procedimiento, se cumplieron las formalidades esenciales, en especial el derecho humano de audiencia que con ellas se protege, pues en términos del criterio que sobre el particular ha sustentado el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en la jurisprudencia P./J. 47/95, consultable en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, Tomo II, diciembre de 1995, página 133, que lleva por rubro: "FORMALIDADES DEL PROCEDIMIENTO. SON LAS QUE GARANTIZAN UNA ADECUADA Y OPORTUNA DEFENSA PREVIA AL ACTO PRIVATIVO.", así como en la tesis aislada 1a. LXXVI/2005, pronunciada por la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, publicada en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, Tomo XXII, agosto de 2005, página 299, que en su rubro dice: "PRINCIPIO DE IMPUGNACIÓN DE LAS SENTENCIAS. CONSTITUYE UNA DE LAS FORMALIDADES ESENCIALES DEL PROCEDIMIENTO.", ha establecido que se traducen en los siguientes requisitos:


1) Que se le notifique el inicio del procedimiento y sus consecuencias;


2) Se le dé la oportunidad de ofrecer y desahogar las pruebas en que finque su defensa;


3) Tenga la oportunidad de alegar;


4) Se dicte una resolución que dirima las cuestiones debatidas; y,


5) La sentencia o resolución sea impugnable por los medios ordinarios que la ley prevea.


Requisitos que fueron colmados durante el proceso, pues por cuanto hace a la notificación de inicio del procedimiento y sus consecuencias, se advierte que se hizo saber al ahora quejoso en la audiencia celebrada el veinticinco de mayo de dos mil seis, que el agente del Ministerio Público ejerció acción penal en su contra, por los delitos de secuestro, secuestro agravado y delincuencia organizada, así como el nombre de quien lo acusa. (foja 2333, tomo IV de la causa penal)


Del mismo modo, se le enteró sobre los derechos que como inculpado establecía a su favor el apartado A del artículo 20 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que enmarca las prerrogativas derivadas con motivo del procedimiento iniciado en su contra, dentro de ellas, reservarse el derecho a declarar, el nombre de su acusador, la naturaleza y causa de la acusación, así como designar defensor, como en efecto lo hizo al nombrar al de oficio licenciado **********, quien lo asistió en su declaración preparatoria. (fojas 2333 vuelta y 2334 mismo tomo)


Respecto de la oportunidad de ofrecer y desahogar pruebas en que fincara su defensa, también se le respetó tal prerrogativa, puesto que una vez que se le decretó formal prisión por los ilícitos de mérito, se siguió el procedimiento y durante la instrucción se le admitieron las pruebas que ofreció (foja 2438, tomo IV), entre ellas:


1. La ampliación de los testigos de cargo ********** y **********, los policías ministeriales **********, así como los elementos de la Policía Judicial Federal de nombres **********, así como del señor **********.


2. La ampliación de declaración de los testigos **********.


3. La testimonial de descargo de ********** y **********.


4. La ampliación de declaración de los testigos de descargo ********** y **********.


5. La ampliación de declaración de los entonces procesados ********** y **********.


6. Los careos constitucionales y procesales entre el ahora quejoso ********** con los testigos de cargo, coprocesados, elementos de la Policía Ministerial y Federal.


7. Documentales que se exhiban durante la secuela procesal; y,


8. Las supervenientes que resulten durante la secuela procesal.


De igual forma, tuvo oportunidad de alegar, ya que las partes formularon sus respectivas conclusiones, en las cuales la representación social señaló que **********, era penalmente responsable en la comisión de los delitos de secuestro con modificativa agravante (por haberse ocasionado la muerte de la víctima) en agravio de **********; secuestro, cometido en contra de **********, y delincuencia organizada en perjuicio de la seguridad pública, solicitando la aplicación de las penas correspondientes a cada uno de esos ilícitos; mientras que la defensora pública y el propio inculpado formularon las de inculpabilidad. (fojas 7179 a 7527, 7544 a 7563 bis y 7586 a 7626, tomo X de la causa penal)


Posteriormente, el veintiuno de marzo de dos mil catorce, se dictó la sentencia de primera instancia en el proceso penal ********** incoado en su contra, en la que fue encontrado penalmente responsable únicamente en la comisión del delito de secuestro agravado (por haberse ocasionado la muerte del secuestrado) en agravio de **********. (fojas 7775 a 7890, tomo XI ídem)


Finalmente, se respetó su potestad de impugnar dicha resolución, ya que en contra de la determinación de primer grado, el sentenciado interpuso recurso de apelación, del que conoció la Segunda Sala Colegiada Penal de Toluca del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México, quien confirmó la absolutoria y la condenatoria mediante sentencia de veintisiete de enero de dos mil quince, en el toca de apelación **********. (fojas 62 a 164 del toca)


En consecuencia, es evidente que en el proceso que se siguió en contra de **********, no se transgredieron las formalidades esenciales del procedimiento, porque tuvo conocimiento del hecho que se le atribuyó, la oportunidad de defenderse y de alegar antes de que se pronunciara la sentencia reclamada, además impugnó la resolución a través del recurso de apelación, medio...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR