Ejecutoria num. PC.X. J/3 L (10a.), Plenos de Circuito

EmisorPlenos de Circuito
Número de ResoluciónPC.X. J/3 L (10a.)
LocalizacionDécima Época. Plenos de Circuito. Gaceta del Semanario Judicial de la Federación, Libro 47, Octubre de 2017, Tomo III, página 1685.
Fecha de Publicación31 de Octubre de 2017

LABORES PELIGROSAS E INSALUBRES. CORRESPONDE AL TRABAJADOR LA CARGA PROBATORIA CUANDO RECLAME EL INCREMENTO PREVISTO EN LAS CLÁUSULAS 62 A 64 DEL CONTRATO COLECTIVO DE TRABAJO CELEBRADO ENTRE PETRÓLEOS MEXICANOS Y EL SINDICATO DE TRABAJADORES PETROLEROS DE LA REPÚBLICA MEXICANA (BIENIOS 2007-2009 Y 2009-2011).CONTRADICCIÓN DE TESIS 1/2016. ENTRE LAS SUSTENTADAS POR LOS TRIBUNALES COLEGIADOS EN MATERIAS PENAL Y DE TRABAJO, Y EL TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIAS CIVIL Y DE TRABAJO, AMBOS DEL DÉCIMO CIRCUITO. 25 DE ABRIL DE 2017. MAYORÍA DE TRES VOTOS DE LOS MAGISTRADOS G.R.L., C.H.O.Y.J.D.C.M.D.. DISIDENTE: R.A.N.S.. PONENTE. G.R.L.. SECRETARIA: L.O.C.M..CONSIDERANDO:PRIMERO.-Competencia.El Pleno sin especialización del Décimo Circuito, con residencia en Villahermosa, Tabasco, es legalmente competente para conocer de la presente denuncia de contradicción de tesis, de conformidad con lo establecido en los artículos 107, fracción XIII, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, 226, fracción III, de la Ley de Amparo, 41 Bis, 41 Ter y 41 Quáter 1, fracción III, de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación; así como 13, fracciones VI y VII, 28 y 46 del Acuerdo General 8/2015, del Pleno del Consejo de la Judicatura Federal, relativo a la integración y funcionamiento de los Plenos de Circuito, publicado en el Diario Oficial de la Federación, en vigor a partir del uno de marzo de dos mil quince.SEGUNDO.-Legitimación.La denuncia de posible contradicción de criterios proviene de parte legítima, conforme a lo dispuesto en los artículos 107, fracción XIII, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y 227, fracción III, de la Ley de Amparo, en virtud de que fue realizada por el Magistrado G.R.L., integrante del Tribunal Colegiado en Materias Penal y de Trabajo del Décimo Circuito, con sede en Villahermosa, Tabasco, en el juicio de amparo directo en materia de trabajo **********, del índice de dicho órgano jurisdiccional, en el que se emitió uno de los criterios denunciados por los Tribunales Colegiados de Circuito referidos en párrafos precedentes.TERCERO.-Criterios denunciados como contradictorios.A fin de estar en posibilidad de resolver la presente denuncia de contradicción de tesis, es necesario tener presentes las consideraciones de los Tribunales Colegiados de Circuito contendientes, atendiendo a su orden cronológico.a) El Tribunal Colegiado en Materias Civil y de Trabajo del Décimo Circuito resolvió, por unanimidad, en sesión de veintitrés de enero de dos mil catorce, el juicio de amparo directo en materia de trabajo **********, promovido por **********, en el cual, se negó a dicha quejosa la protección de la Justicia de la Unión solicitada, al declarar, entre otras cosas, infundados los conceptos de violación, en los cuales se adujo que la carga de la prueba, tratándose del cumplimiento o reconocimiento de las cláusulas del contrato colectivo de trabajo de la industria petrolera, respecto a labores insalubres, le correspondía a los actores.La ejecutoria de veintitrés de enero de dos mil catorce, por la que se resolvió el juicio de amparo directo en materia de trabajo **********, en la parte que interesa, para efectos de esta contradicción de tesis, contiene las siguientes consideraciones: "... Alegan las quejosas que la condena decretada en su perjuicio resulta violatoria de garantías, porque en el juicio de origen el tercero perjudicado reclamó el incremento al salario, con fundamento en las cláusulas 62, 63 y 64 del contrato colectivo de trabajo de la industria petrolera, por laborar en condiciones insalubres o peligrosas, habida cuenta que tal prestación es de carácter extralegal y, por ello, correspondía al trabajador acreditar su procedencia, ya que en la Ley Federal del Trabajo y en la Constitución General de la República no existe alguna hipótesis que coincida con dichas prestaciones; de ahí que, al ser extralegales, debe correr a cargo del trabajador demostrar su procedencia, pero el demandante no ofreció prueba para acreditar las condiciones específicas en las que dijo desempeñar sus labores, o sea, que estaba expuesto a gases y vapores nocivos para su salud, y la responsable se basó en simples presunciones; además, la Junta no consideró que, al contestar la demanda, señalaron que para el evento de que fueran condenadas, ello únicamente sería acorde a las circunstancias de tiempo, forma y lugar, pero no de manera retroactiva por el tiempo laborado conforme a su antigüedad; y de esta forma, incurrió en una apreciación incorrecta del material probatorio y de la fatiga probatoria."Asiste razón a las inconformes, porque sí es obligación del trabajador demostrar su derecho al incremento a su salario conforme a las cláusulas 62 a 64 del contrato colectivo de trabajo, por tratarse de una prestación contractual; sin embargo, ello consideró la Junta que se acreditó conforme al principio de adquisición procesal, porque las paraestatales las exhibieron y contra ello las quejosas no se inconforman; luego, lo aceptan tácitamente, además, tal consideración resulta correcta, atento a que de acuerdo a ese principio las pruebas ofrecidas por una de las partes pueden beneficiar a los intereses de su contraria."Además, estos conceptos de violación resultan infundados, porque la responsable, al arrojar la carga probatoria a la parte demandada para acreditar las condiciones en que el obrero desempeñaba sus labores, no infringió en su perjuicio los artículos 841 y 842 de la Ley Federal del Trabajo, toda vez que, como lo consideró, aquélla corresponde al patrón, por ser quien cuenta con mayores elementos para demostrar que el lugar donde labora el demandante está libre de productos contaminantes, aun cuando se trate de un hecho negativo, pues éste encierra una afirmación, en el sentido de que no existen tales contaminantes."Es aplicable el criterio sustentado por la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, consultable en la página 1212 del Libro I, Tomo 2, octubre de 2011, del Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, «Décima Época», que dice:"‘ENFERMEDAD PROFESIONAL. CUANDO SE DEMANDA A PETRÓLEOS MEXICANOS EL RECONOCIMIENTO DE SU ORIGEN, CORRESPONDE A ÉSTE LA CARGA DE PROBAR LAS ACTIVIDADES ESPECÍFICAS O MEDIO AMBIENTE EN QUE EL TRABAJADOR PRESTA O PRESTÓ SUS SERVICIOS. La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha establecido que para calificar el origen profesional de una enfermedad, es requisito indispensable que se compruebe su causalidad con las actividades específicas desarrolladas o con el medio ambiente en que se laboró, pues es la comprobación de esos hechos la que permite acreditar el señalado nexo causal. Por otra parte, las cláusulas 103 y 113 del Contrato Colectivo de Trabajo celebrado entre Pemex y su sindicato, establecen el procedimiento específico para el reclamo de las prestaciones surgidas con motivo de un padecimiento del orden profesional, que obliga a la empresa a emitir un pronunciamiento respecto de los criterios ocupacionales y de seguridad e higiene del solicitante. Bajo este contexto, corresponde a Pemex la carga de probar los hechos que pueden dar lugar al reconocimiento profesional de una enfermedad en términos de los artículos 784, 804 y 805 de la Ley Federal del Trabajo, por lo que si no exhibe en juicio los documentos en los que se consignen las actividades y condiciones ambientales en las que el operario presta o prestó sus servicios, se actualiza la presunción de ser ciertos los hechos afirmados en la demanda, en relación con los documentos cuya exhibición se omitió, salvo prueba en contrario.’"Lo anterior, porque si bien las consideraciones de esta ejecutoria no se refieren de manera expresa a la carga de la prueba, tratándose de cumplimiento o reconocimiento de las cláusulas del contrato colectivo de trabajo de la industria petrolera, respecto a labores insalubres, en dicha ejecutoria se sostuvo que, en términos de los artículos 784, 804 y 805 de la Ley Federal del Trabajo, corresponde, en todo caso, a Pemex la carga de la prueba respecto de los hechos que pueden dar lugar al reconocimiento de una enfermedad profesional, por estar relacionados con las actividades específicas que el trabajador desarrolló o al medio ambiente en que prestó sus servicios, por ser la patronal quien cuenta con los documentos en los que se consignan las actividades y condiciones ambientales en las que el obrero labora."Por tanto, si del laudo reclamado se advierte que la Junta responsable arrojó la carga de la prueba a la patronal para acreditar las condiciones en que el trabajador prestaba sus servicios, en relación con el pago de labores insalubres, es incuestionable que se ajustó a lo establecido en los artículos 784, 804 y 805 de la Ley Federal del Trabajo, pues la Junta debe eximir al trabajador de probar, entre otros aspectos, las condiciones ambientales, como en el caso, tildadas de insalubres, y arrojar la carga de la prueba respecto de éstas a la demandada, por ser quien está obligada a conservar los documentos donde se precisan tales circunstancias."Aducen las quejosas que la Junta confunde el espíritu de las cláusulas 62 y 63 del pacto colectivo, en las cuales apoya su reclamo el trabajador, ya que para tal actividad se requiere que el jefe inmediato técnico y/o administrativo de los trabajadores expuestos a la actividad peligrosa o insalubre, antes de ejecutarla está obligado a gestionar el permiso correspondiente que deberá expedirse por escrito en el que se precisarán las medidas preventivas de riesgo de trabajo y el equipo de protección personal que deben utilizar los trabajadores, como lo establece la primera disposición contractual mencionada."Es infundado este motivo de desacuerdo, toda vez que si bien es cierto que la cláusula 62 dispone que cuando se ejecuten las actividades de operaciones peligrosas, se requiere que el jefe inmediato técnico o administrador de los trabajadores expuestos a esta...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR