Ejecutoria nº de Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa de 1 de Febrero de 2009

Fecha de publicación01 Febrero 2009
Número de expediente6217/07-17-11-6/661/08-PL-01-10
Fecha01 Febrero 2009
Número de registro82280
MateriaDerecho Fiscal
LocalizadorAño II. No. 14. Febrero 2009.
EmisorTribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa

C O N S I D E R A N D O :

(...)

QUINTO

(...)

A juicio del Pleno de la Sala Superior de este tribunal son infundados los argumentos de la actora que se analizan en el presente considerando, por las siguientes razones de hecho y de derecho:

En primer lugar conviene señalar los antecedentes de la resolución impugnada, los cuales se desprenden de los propios hechos de la demanda y de las pruebas ofrecidas por la actora.

o En el año 2003 la actora efectuó diversas importaciones del producto “Crestor”.

o Posteriormente, con fecha 14 de septiembre de 2006 la actora solicitó la devolución del impuesto general de importación pagado en el año 2003 por las importaciones efectuadas al amparo de los pedimentos 3312-3003522, 3763-3002363, 3763-3002392, 3763-3003357, 3763-3003627, 3763-3004482 y 3763-3004796.

o El 9 de noviembre de 2006 el Administrador de Servicios “2” emitió el oficio número 330-SAT-330-III-5-a-06-12928, en el que resolvió que no procede la devolución solicitada, en virtud de que esta no fue presentada dentro de los doce meses siguientes a la fecha de las importaciones, como lo dispone la regla 30 de la Resolución por la que se establecen las reglas de carácter general relativas a la aplicación de las disposiciones en materia aduanera del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Tomando en cuenta los antecedentes relatados, tenemos que la litis en el presente juicio consiste en determinar si fue legal o no que en la resolución impugnada se negaran las devoluciones solicitadas por la actora, sin que sea parte de dicha litis determinar si era procedente o no la devolución, toda vez que la autoridad emisora de la resolución impugnada consideró que las solicitudes de devolución se presentaron extemporáneamente, esto es, fuera del plazo de doce meses previsto en la regla 30 de la Resolución por la que se establecen las reglas de carácter general relativas a la aplicación de las disposiciones en materia aduanera del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y que por tal razón no procedía la devolución solicitada, lo que impidió a la autoridad fiscal pronunciarse respecto al planteamiento de fondo contenido en esas solicitudes.

Así tenemos que la regla 30 de la Resolución por la que se establecen las reglas de carácter general relativas a la aplicación de las disposiciones en materia aduanera del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 15 de septiembre de 1995, fundamento principal de la resolución impugnada, dispone a la letra lo siguiente:

“30.- De conformidad con lo dispuesto en el artículo 502(3) del Tratado, cuando se hubieran importado a territorio nacional bienes originarios sin aplicar la tasa arancelaria preferencial establecida en el Tratado, dentro de los doce meses siguientes a la fecha en que se hubiera efectuado la importación, el interesado podrá solicitar la devolución de los aranceles pagados en exceso o efectuar la compensación contra los mismos aranceles que esté obligado a pagar en futuras importaciones.

Para los efectos de lo dispuesto en el párrafo anterior, la solicitud de devolución deberá presentarse ante la administración de recaudación que corresponda, en la forma fiscal para devoluciones (F32) y su anexo 2, que forman parte del anexo 1 de la Resolución que establece reglas de carácter general aplicables a los impuestos y derechos federales, excepto a los relacionados con el comercio exterior, acompañada de copia del pedimento de importación original, de la rectificación o rectificaciones a dicho pedimento, que presente el agente o apoderado aduanal y del certificado de origen que ampare los bienes importados. La administración de recaudación verificará la autenticidad de la firma electrónica.

Por su parte, el artículo 502 (3) del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) establece lo siguiente:

“El artículo 502.- Obligaciones respecto de las importaciones

“(...)

“3. Cada una de las partes dispondrá que, cuando no se hubiere solicitado trato arancelario preferencial para un bien importado a su territorio que hubiere calificado como originario, el importador del bien, en el plazo de un año a partir de la fecha de la importación pueda solicitar la devolución de los aranceles pagados en exceso por no haberse otorgado trato arancelario preferencial al bien siempre que la solicitud vaya acompañada de:

“a) una declaración por escrito, manifestando que el bien calificaba como originario al momento de la importación;

“b) una copia del certificado de origen: y

c) cualquier otra documentación relacionada con la importación del bien, según lo requiera esa parte.

Tanto la regla 30 como el artículo 502 (3) transcritos contemplan el derecho del importador que introduzca a territorio nacional bienes originarios sin aplicar la tasa arancelaria preferencial establecida en el tratado mencionado, de solicitar la devolución de los aranceles pagados en exceso o efectuar la compensación contra los mismos aranceles que esté obligado a pagar en futuras importaciones, dentro de los doce meses siguientes a la fecha en que se hubiera...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR